Entonces, ¿México ya es un país gay-friendly?

agosto 27, 2015
Fuente: Animal Político

Las marchas en varias ciudades del país a favor de la “familia natural” nos han recordado que México aún no es tan gay-friendly como a algunos medios les gusta reportar o como a muchas personas LGBT privilegiadas les gusta pensar. Aunque las leyes sean mejores, la homofobia sigue ahí.

Periódicos de todo el mundo reportaron la reciente decisión de la Suprema Corte que permitirá a las parejas, sin importar su sexo, adoptar niños. Unas semanas antes, una buena cantidad de medios también dieron cuenta del reconocimiento al matrimonio igualitario en todo el país, metiéndolo así en el selecto grupo de países “de primer mundo” que permiten la unión legal a parejas de gays y lesbianas, entre los que se encuentran europeos, norteamericanos, sudamericanos y uno africano.

La idea de un México gay-friendly se ha nutrido con otras noticias en lo que va del año: revistas de turismo internacional pusieron a Tulum y a la Ciudad de México como unas de las nuevas capitales mundiales para las bodas entre personas del mismo sexo; Puerto Vallarta y la Riviera Maya se consolidan entre los destinos gays más hot del planeta; más de 80 ciudades en las 32 entidades del país celebran el Orgullo LGBT con marchas y festivales haciendo a nuestro país el tercero con más prides, sólo por debajo de Brasil y Estados Unidos.

Y aún más buenas noticias: instituciones como la PGR, la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas y hasta la Suprema Corte tienen ya protocolos especiales para la atención de personas LGBT; La Asamblea Legislativa aprobó la nueva Ley de Identidad de Género que le permitirá a personas trans de todo el país acceder a documentación con su nombre y su género actual; Decenas de empresas en México, unidas en el PRIDE Connection difunden sus estrategias de inclusión a sus empleados no-heterosexuales.

Peeeero…

No todo es miel sobre hojuelas. Las marchas en varias ciudades del país a favor de la “familia natural” nos han recordado que México aún no es tan gay-friendly como a algunos medios les gusta reportar o como a muchas personas LGBT privilegiadas les gusta pensar.

La homofobia y la transfobia en las escuelas sigue igual que siempre ya que de acuerdo a encuestas, 3 de cada 4 personas LGBT es víctima de bullying durante sus años de estudiante. Por otro lado, 1 de cada 3 personas gays y lesbianas ocultan su orientación sexual en el trabajo por temor a ser despedidos. Además, en el 2014, se documentaron 61 asesinatos de personas LGBT. Así que aunque las leyes sean mejores, la homofobia sigue ahí.

Migrantes LGBT de Centroamérica llegan al país huyendo de la violencia de Honduras, El Salvador y Guatemala, y sólo encuentran más violencia y rechazo. Por otro lado, las mujeres trans siguen viviendo un enorme rechazo familiar, escolar, laboral y social en general, especialmente en el interior del país. En temas de salud, los hombres gays y bisexuales siguen siendo el grupo más afectado por la epidemia del VIH, con una prevalencia mayor al 10% en todo el país.

Otro retroceso de este año fue la poca representación de personas LGBT en cargos de elección popular: las del 2015 fueron probablemente las elecciones del presente siglo en las que ha habido menos candidatos a diputados y alcaldes abiertamente gays o lesbianas.

Hay que aplaudir los avances, sin duda. Pero no hay que olvidarse que en México la agenda de los grupos LGBT no se agotó al aprobarse el matrimonio y la adopción igualitaria. Aún no se ha comprendido por completo en la sociedad mexicana que la homosexualidad no es un problema, la homofobia sí.

Fuente: Animal Político

* Ricardo Baruch D. es activista e investigador de temas de salud y derechos humanos. Miembro de Espolea A.C.

Comments

comments powered by Disqus
x
¡OBTÉN TU BRAZALETE!
NO TE PIERDAS LOS MEJORES EVENTOS DE VALLARTA PRIDE 2017
COMPRAR AHORA